Gelatina sin sabor para adelgazar ¿cómo funciona?

gelatina sin sabor para perder kilos
Por: Gipselly Troya

Te voy a enseñar por qué sirve la gelatina sin sabor para adelgazar y cómo prepararla.

Tuve la suerte de tener una abuela experta en preparar todo tipo de platillos deliciosos. La gelatina sin sabor, era uno de sus ingredientes de uso frecuente. Yo no entendía mucho para qué servía en ese momento. Sólo veía como agregaba a jugos, salsas y otras mezclas una lámina transparente que enseguida se disolvía, desapareciendo en la preparación.

Años después yo también utilizo la gelatina sin sabor en muchos platos con varios propósitos. Pero hoy te quiero hablar de uno quizá hayas escuchado, la gelatina sin sabor para adelgazar. Este es algo que tampoco logro comprender mucho. Por eso me he animado a investigar lo que hay detrás de esto.

La gelatina es un derivado animal

La gelatina, proviene del colágeno que forma parte de los tejidos conectivos blandos y los huesos del ganado vacuno, de los cerdos, aves de corral y hasta del pescado.

Este producto proteico se consigue mediante un proceso denominado hidrólisis; el cual se realiza descomponiendo sustancias orgánicas por medio de agua caliente. Es importante que sepas que no existen gelatinas de origen vegetal, lo que podría considerarse un aspecto importante para quienes tienen por práctica no consumir lo que provenga de otros seres vivos.

Sin embargo, resulta difícil no consumir gelatina por alguna vía, debido a que desde que empezó su comercialización, se usa en varios tipos de industria: alimenticia, farmacéutica, e incluso en la industria fotográfica.

Gelatina sin sabor: fuente de proteínas

La gelatina se compone esencialmente por proteínas; posee entre el 98 y el 99 ℅ de estas moléculas. También contiene varios aminoácidos, estos se combinan para formar proteínas; son necesarios para el funcionamiento correcto de varios órganos y brindan energía. La mayoría se obtiene a través de su ingesta en las comidas, pero en la gelatina sin sabor, son abundantes.

Aparte de esto, la gelatina no es rica en vitaminas y minerales. Pero sí en colágeno, el cual es difícil integrar a nuestra dieta a través de las comidas regulares. Ya que se encuentra alojado en partes poco agradables de los animales y por lo general no comestibles. Para fortuna y bienestar de todos, el colágeno puede ser extraído muy fácilmente con ayuda del agua caliente.

Si deseas comprobar esto, puedes hacer una sopa de carne y huesos de res. Además de añadir gusto al caldo, los huesos al hervir liberarán el colágeno, haciendo la sopa espesa. Notarás como al enfriarse algunas partes se vuelven sólidas, este es el colágeno.

Gelatina sin sabor para adelgazar

Beneficios de la gelatina sin sabor para adelgazar

Consumir y usar gelatina aporta múltiples beneficios a la salud y la belleza del cuerpo. Esto gracias al colágeno y a las proteínas que le componen. Entre ellos destaca la posible pérdida de peso.

Esta creencia deriva de que la gelatina “llena” sin aportar ninguna caloría, disminuyendo el hambre y permitiéndonos comer menos. La dieta que indica que la gelatina sin sabor para adelgazar funciona consiste en acompañar cada comida con una porción de gelatina. Además señala la importancia de controlar las porciones de alimentos en cada comida, siendo la gelatina lo que nos ayudará a sentir saciedad. Además sugieren llevar una dieta baja en grasas y carbohidratos para que la dieta con gelatina surja efecto.

ÉCHALE UN OJO: 10 alimentos con azúcar oculto que te están haciendo engordar

Algunos investigadores han tomado esta idea en consideración, buscando soluciones para los problemas de sobrepeso y obesidad que tanto afectan a la humanidad:

gelatina insipida para adelgazar

En un estudio realizado con 22 sujetos de prueba, a quienes le fue suministrado diariamente 20 gramos de gelatina sin sabor para adelgazar; se manifestó un aumento en las hormonas responsables de la disminución del apetito.  (Estudio 1)

Otras investigaciones indican que el alto contenido de proteínas presente en la gelatina sin sabor para adelgazar, incrementa la sensación de saciedad; hecho que puede incidir en la pérdida de peso. La gelatina sin sabor para adelgazar puede reducir el hambre  en mayor medida que otras proteínas. (Estudio 2)

Es posible concluir que la gelatina para adelgazar contribuye a la pérdida de peso porque ayuda a reducir el apetito y aumenta la sensación de saciedad. Sin embargo, esto no quiere decir que coadyuve significativamente en la pérdida de peso o que una dieta basada  sólo en este alimento te adelgazará. Solo implica que debes consumirla como complemento de una alimentación sana y balanceada.

Quizá pienses: Si de gelatina se trata, con frecuencia la consumo en postres y meriendas. Ten en cuenta que si quieres que la gelatina se convierta en una aliada para adelgazar esta debe ser gelatina sin sabor. Las gelatinas saborizadas, incluso aquellas denominadas “dietéticas” contienen aditivos en su composición. Muchos de los cuales pueden contrarrestar las propiedades positivas que esta posee. En especial aquellas que contienen azucares y colorantes.

Ten en cuenta que los beneficios de la gelatina sin sabor para adelgazar, no sólo se limitan contribuir con la reducción del apetito. Hay otras maneras en las que también ayuda a la salud:

  • Beneficia la salud de las articulaciones y huesos. Existen evidencias de que el consumo regular de la gelatina como suplemento dietético, mejora los problemas de las articulaciones y los huesos. Esto gracias al colágeno, un componente importante en nuestros huesos, cartílagos y líquido sinovial. (Estudio 3, Estudio 4)
  • Podrás dormir mejor. La glicina, un aminoácido con abundante presencia en la gelatina sin sabor, sería el responsable de una mejor calidad del sueño. Especialmente en quienes consuman gelatina habitualmente.
  • Fortalece la salud mental y las funciones cerebrales. La glicina, además, está relacionada con la función cerebral. Esta se asocia con la mejoría de algunos trastornos de la salud mental como la esquizofrenia y el trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad. (Estudio 5, Estudio 6)

Gelatina sin sabor para adelgazar

Usos comunes de la gelatina sin sabor

Esta gelatina insípida e incolora, tiene múltiples provechos. ¿Sabías que la gelatina sin sabor se encuentra en medicamentos, cosméticos y caramelos? Si buscas en el cuadro de ingredientes de los siguientes tipos de productos, seguramente encontrarás la gelatina sin sabor: margarina, yogur, pastillas, queso crema y alimentos bajos en grasas.

En nuestro hogar podemos aprovechar la gelatina sin sabor para adelgazar, dándole los siguientes usos:

  • Tratamiento para el cabello. Elabora tu propio tratamiento capilar. Para un cabello grueso, fuerte y con volumen. Diluye la cantidad equivalente a una cucharada de gelatina sin sabor. Luego agrégala al champú y pronto veras los resultados.
  • Crema antiedad. Ya hemos dicho que la gelatina contiene altas dosis de colágeno; principal ingrediente activo de muchos serums y cremas que prometen prevenir y corregir los síntomas del envejecimiento. Por esta razón, para mantener tu piel hidratada y joven es recomendable añadir a tu dieta diaria el consumo de gelatina
  • Mejorar el proceso digestivo. El estreñimiento es uno de los problemas digestivos que más molestia suele causar. Pero la gelatina sin sabor para adelgazar te puede ayudar; dilúyela y tómala con regularidad, sin mayores aditivos y verás como mejorará tu proceso de evacuación.
  • Mascarillas para el rostro. En lo que a tratamientos de belleza concierne, la gelatina sin sabor, es efectiva tanto si se consume, como si se usa en forma cutánea. Un buen uso de la gelatina en la piel es aprovecharla para hacer mascarillas. Por ejemplo, puedes diluir la gelatina sin sabor, colocarle aloe vera; aplicarla en tu rostro hasta que seque y luego enjuagarla bien. Verás resultados excelentes.

Recetas con gelatina sin sabor para adelgazar

Empezar a comer gelatina sin sabor para adelgazar es fácil, porque este alimento es tan versátil que puede pasar a formar parte de casi cualquier receta. Una buena manera de comenzar a incluir gelatina en tu dieta, sería sustituir el polvo de proteínas por la gelatina sin sabor para adelgazar.

Sería realmente muy sencillo disolver la lamina de gelatina sin sabor usando agua tibia y, luego, adicionarla a jugos preferiblemente naturales, como el de piña. Incluso tienes la opción de dejar que se solidifique; así habrías creado tu propia gelatina saborizada.

Sin embargo, quizá quieras probar a hacer tu propia gelatina sin sabor para adelgazar. Debes saber que el procedimiento es muy sencillo y te facilitará el uso en el hogar. De esta manera podrás aprovechar sus beneficios dentro de tu régimen para la pérdida de peso:

Ingredientes:

  • Entre 3 y 4 libras o 1.5 kg de huesos y tejido conectivo. Este puede ser de cochino, cordero, pollo, pescado o carne de res.
  • Agua suficiente para cubrir los huesos.
  • Si lo consideras necesario puedes agregar sal.

Pasos para la preparación:

  1. Coloca los huesos en una olla.
  2. Si vas a agregar sal, pónsela en este punto de la preparación.
  3. Agrega el agua. Recuerda que debes ser suficiente, hasta que cubra todo el contenido de la olla.
  4. Pon a cocinar todo, hasta que hierva. Después deja cocinar a fuego lento.
  5. Cocina lentamente alrededor de 48 horas. Obtendrás más gelatina mientras más tiempo cocines.
  6. Una vez que termines de cocinar la preparación, cuela el líquido. Déjalo enfriar, veras como este se pondrá sólido.
  7. Desecha cualquier residuo o grasa que esté a la vista en la superficie.

Esta gelatina casera puede durar una semana en la nevera y hasta un año en el congelador.

Si consideras que este es mucho trabajo o dispones de poco tiempo. Puedes conseguir la gelatina sin sabor muy fácilmente en cadenas de supermercados, tiendas naturistas e incluso algunas farmacias. Esta se encuentra en láminas o granulada.

Gelatina sin sabor para adelgazar

Posibles efectos secundarios y contraindicaciones

No es común encontrar a alguien que experimente efectos secundarios por el consumo de gelatina sin sabor para adelgazar. Pero hay excepciones y algunas personas no deben usarla. Esto debido, precisamente, a una de sus cualidades más notorias; su alto contenido de proteínas que podrían causar patologías como las siguientes: cálculos renales y biliares, estreñimiento crónico y hemorroides; aumento en la coagulación de la sangre, tromboflebitis o trombosis; cardiopatías y enfermedad renal.

También pueden encontrarse casos muy poco frecuentes en los que alguien presente alergia o sensibilidad a la gelatina. Esta suerte de alergia se presenta sobre todo cuando se consumen suplementos gelatinosos. Las manifestaciones son: distensión, malestar estomacal y eructos.

Conclusiones

La gelatina sin sabor, es un alimento ampliamente conocido y consumido casi en todas las culturas. Resulta sorprendente que una lámina transparente, más bien parecida al plástico, sólo con ser disuelta en un poco de agua caliente pueda aportarnos importantes dosis de proteínas, aminoácidos y colágeno.

También es importante que este contenido nutricional, pueda ser aprovechado por nuestro organismo desde adentro. Y aplicado directamente en la piel ayudándonos a  desacelerar procesos como el envejecimiento. Estos hechos deben llamar nuestra atención respecto a que existen grupos de alimentos de uso cotidiano, tradicional e incluso ancestral que pueden realizar verdaderos aportes a nuestra salud. Sin que siquiera les tomemos en cuenta.

Si lo que estamos buscando es perder peso, no está de más incluir la gelatina en nuestra alimentación diaria. Siempre y cuando comprendas que no es una sustancia mágica. Esta requiere de otras acciones de tu parte para que pueda entregarte los efectos que con tantas ansias estas buscando.

Comentarios

  1. Yo la tomo disuelta en agua fría con avena de ojuelas no la paso por agua caliente. Pierde sus propiedades? Debo hacerla con agua caliente y fría hasta que se haga gomosa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *